El fenómeno Tokischa

0 158

La cantante urbana Tokischa tanto puede ser una loquita vieja (a juzgar por las letras de sus canciones, su comportamiento abiertamente inmoral y su apariencia) como igualmente puede ser una persona culta, astuta y de mente abierta que ha sabido crear a un personaje para provocar a toda una sociedad en tiempos convulsos.

Tokischa trata de generar la misma controversia de La Lupe en los clubes de Cuba y México en los 60 hasta ser reconocida de manera efímera por la Fania, la de Kiss y David Bowie con su estética psicodélica, rebelde y estrafalaria de los 70, Bob Marley con su apología marihuanera que luego de su muerte se extendió por todos los 80 y ya en los 90 la rebeldía explícita de Kurt Cobain, Trent Reznor, GG Allyn, Marilyn Manson, Eminem y los raperos afroamericanos en la escena del rock y el Hip Hop, ya para las venideras épocas de 2000 y 2010 la excepción serían los escándalos de figuras emergentes como Britney Spears, Kanye West, Justin Bieber, Chris Brown y Miley Cyrus, pero era más por la controversia adrede a los desórdenes de sus vidas personales en contraste con las letras de sus canciones (en su mayoría limpias y digeribles para todo público).

La música urbana dominicana ha experimentado mutaciones de mejor a peor, de Sandy & Papo, Proyecto Uno y algunos MC de rap social a Magic Juan y Don Miguelo con la “Cola de motora”, de ahí en adelante llegan Lápiz Consciente, Vakeró, Mozart, Monkey Black, Toxic Crow y compañía con sus líricas barriales subidas de tono, seguido del dembow (un copy paste de mal gusto del primer reggaeton que hacían Playero, The Noise, Ivy Queen y Feloman en los 90) y con la llegada de las redes e influencers cualquier carajo pone a sonar un disparate dentro y fuera de la radio (con YouTube y Spotify ni tan necesario es), por lo tanto Tokischa no ha sido la excepción del resultado de un declive musical, pero ha chocado de frente con la pared de un país con democracia que se rige más por la teocracia (aquí hasta el ateo cree cuando a la guagua se les van los frenos camino a los arrecifes del malecón).

Tokischa (real o teatral) es un producto de la decadencia moral dominicana en contraste con los sectores conservadores (muy poderosos de por sí) y de élite que luchan por rescatar los pocos valores que nos quedan como nación, por lo tanto mi recomendación para esa joven es que empiece a limpiar sus letras, le sacaría ventaja dado su atractivo físico y que posee una buena voz para el canto y así sería un producto comercial como Naty Natasha o La Insuperable o sencillamente que prepare maletas y se vaya a cantar sus pleberías en otro idioma a USA (de no dominar la lengua que tome un curso de inglés por inmersión) donde sería una buena rival de lo poco que queda de Missy Elliot y de Cardi B y Nicki Minaj.

Por David Frías

Comentarios
Loading...