Y el sector interesado en volver a clase es…

0 17

La ADP pretende no haber entendido cómo se plantea el regreso a la educación presencial. Es un regreso a las aulas gradual, seguro y voluntario.

Los maestros a los que representa no van a ir a dar clase, afirma el sindicato. Pero los demás hemos ido a trabajar todos los días: periodistas, choferes, policías, enfermeros, gondoleros, cajeros, operarios, empresarios… Tampoco estábamos vacunados y no dejamos de cumplir con nuestras obligaciones, desde casa cuando era estipulado, en nuestros puestos de trabajo cuando se pudo y siempre cuidándonos y cuidando a los demás.

El regreso será gradual. Eso quiere decir que no habrá una vuelta a clase masiva. Es un retorno seguro; se hará de acuerdo con los protocolos que dicten el Minerd y Salud Pública. Es cierto, hay planteles públicos sin agua. Son 400, según estudios. Esos permanecerán cerrados (y sería un momento excelente para que arreglen las averías.) Será un retorno voluntario. Si la madre (normalmente es la madre) decide que su hijo no está más seguro en la escuela que en su casa, no lo mandará.

Es difícil pensar que los maestros que representa la señora Guante llevan un año confinados. Que no han salido a la calle, ni al supermercado, a visitar familiares o al parque. No van a estar más en riesgo en la escuela.

El abandono escolar, en estos momentos, según encuestas realizadas a padres de alumnos ya ronda el 1,3%: esos son 20,000 niños que ya no van a volver a las aulas. Eso es lo que debería alarmar a la ADP.

Y el hecho de que el grupo de padres más favorable al retorno a las aulas, con un 69%, es el Q1, el nivel socioeconómico más necesitado.

Diario Libre

Comentarios
Loading...