De críticos y criticones, líbranos señor…, amén!

0 60

Por Juan Santana

Algunos desorejados, ven como “una simpleza” o como una “jugada política”, el hecho del que el tres veces presidente de la República Dominicana, doctor Leonel Fernández Reyna, acudiera a mediados de la semana que finaliza, a uno de los centros de vacunación, contra la Covid-19 para acompañar a su madre, precisamente a ponerse la vacuna contra el dichoso virus.

Se me ocurre pensar, ¿qué habrían dicho esos descerebrados, si la madre del ex presidente hubiese llegado sola a uno de esos centros de vacunación? Recordé de inmediato el refranero popular de “palo si bogas, palo si no bogas”. También me acordé de una historia que estoy leyendo desde mi mi niñez. Es un cuento de un hombre entrado en eddad, un niño y un burro…

En los medios y en las redes, hay mjuchos expertos en todo. Están los críticos con criterio propio y los criticones, de opiniones compradas y muchas veces vendidas.

Estos últimos son como Dorotea, la misma de la batea. A veces atúan como la gata angora aquella; o más aun, como la gatica de María Ramos…

El hecho es que siempre, para que el mundo siga girando, tendremos críticos con criterio propio y los criticones, de opiniones compradas o, muy bien vendidas…

Comentarios
Loading...