En el intenso debate de una de las tres casuales, hay un gran desconocido

0 48

¿Dónde diablos está el agresor en este debate?

[Un par de cosas sobre el debate de las ya que me atiborran de preguntas y que piden mi opinión, como si mi opinión fuera importante. Aunque valoro sus buenas vibras. Así que solo hablaré de la casual por violación sexual, aunque no sé mucho ni de pro vidas ni de pro abortos. ]

Antes de opinar descartemos las barrabasadas:

1. La toyada que dijo Milagros Ortiz Bosh: “Ni la ley ni ningun codigo están por encima de la decisión de la mujer”, es un verdadero disparate en política, anti prágmatica, en juridica, en ética y en la realidad concreta. Si mandamos a la mierda toda ley y todo codigo a cambio de decisiones personales para qué Diablos tenemos leyes. Esa es una de las falsas sentencias liberales. Embuidas de toyadas del siglo XXI. Esa frase de Milagros es realmente una cagada. Por otro lado los pro vidas se mantienen en su absurdo a priori. Son capaces de repetir mil veces no al aborto, pero no explican un por qué. Aunque en el fondo, la interrupción de la vida no admite porqueses, a no ser en defensa propia. ¿Son las causales defensa propia?

2. La absurda de la máxima liberal: ” Cada quien tiene el derecho de definir donde empieza la vida, y que es la vida”. Con esta porquería me acabo de declarar ignorante de que es el DERECHO, y también, un ignorante de la VIDA. Si cada quien define, de manera personal que es cada cosa. Es un disparate, y no hay necesidad de ciencia ni de filosofías ni siquiera de educación básica. Cada quien que defina las cosas como les de la gana. En este caso, sobre la definición de la vida, me defino un MUERTO.

Sacando estás dos tolladas vamos a opinar:

1. La casual del aborto por embarazo provocado por agresión sexual, en definitiva es complejísimo. Porque la casual, que pretende hacer legitima la opción de abortar es en definitiva solo una OPCIÓN, mas en concreto, no es una SOLUCIÓN para la mujer, según los historiales de psiquiatras, psicólogos, Ginecologos y muchos otros muy entendidos en la materia— no como yo un opinado. Yo solo me pregunto ¿dónde está el agresor en todo este debate? Es el que me interesa de esta casual.

El trauma de la agresión no se deshace con el aborto, tampoco significa que el VIOLADOR, haya consumado una justa pena por el hecho. Tampoco el aborto casuístico , que se detengan Los Penes Erectos Sin Control. Realmente, carecemos de ideas sobre qué se le puede hacer a una mujer violada, maltratada, obligada a abrir las piernas para que el GRAN desconocido, le introduzca su REPTIL ambición con su rostro hambriento y perverso. Debe ser espantoso. ¿Cómo repararemos a la chica ultrajada?¿Quién y cómo cuidaremos de ella? Los pro vidas no saldrán del atolladero en está casual y la Iglesia no encontrará una solución de cuidado pastoral en las directrices doctrinales ni catequisticas. Aquí se requiere verdadera empatía hacia la víctima, acompañamiento, amor, ayuda, consuelo, reparación, y tiempo largo de recuperación.

Además de una persecución del agresor, así como una verdadera búsqueda de prevención. Las mujeres deben de dejar de actuar como si los agresores no existen, no le bajen, y cuídense de estar desprevenida. Es una ilusión pensar que porque tienen derecho a libre circulación solas, y tienen nuevos derechos feministas, van con ello, a erradicar a los enfermos de Penes Erectos Sin Control. No vivan en el éter, que en un Estado sin prevención de agresión sexual, la mujer debe tener su propio código de auto conducirse.

—Pero no debería haber agresores.

—Te entiendo, tampoco bombas nucleares, ni ladrones, ni POLITICOS, ni delincuentes, ni macheteros. Pero los hay, muñecas, los hay.

Pero si nos concentramos solo en el aborto, el agresor seguirá siendo el GRAN desconocido.

Por último:

Ustedes que son cervantista, pro vida o pro aborto, pero nada mas han leído el Quijote, deberían de leer una novela llamada “La Española Inglesa”. Donde don Miguel de Cervantes Saavedra resuelve un caso por violación a una chica virgen, española con descendencia Inglesa. Producto de la violación queda embarazada de un Pene Erecto sin control.

El acompañamiento por los padres de la chica, después de ser ultrajada por el mezquino Pene sin Control, fue vital, así como la busqueda y la persecución del agresor. Tomando en cuenta el dolor de la chica con empatía, y de la creatura que iba a nacer, la única legitimidad que tenían los padre para interrumpir la vida era la vida del agresor. E incluso tomando en cuenta al agresor sexual, a quién se le obliga asumir el castigo por responsable del agresivo ultraje, como parte de la solución y respetando la libertad y la decisión de la mujer ultrajada, toman una decisión final.

Aunque la novela es mucho mas profunda, y para nada romantica, ni es pro vida y ni es pro-aborto. Lo único que es visible es que la criatura nació. Y es lo único que fue bello en esta tragedia de solución fatal.

Espero no haberme metido en la parte ideológica del debate. Me gustan más las reflexiones personales que las que emanan de ideologías sectarias. Yo no me hago llamar pro vida ni pro aborto. Simplemente me parecen lindas las mujeres que tienen muchachos, mientras más tienen más linda son. Y las que no tienen, también. Y hay que cuidarlas de los agresores. Para que ni las violen, ni tengan que abortar por esa causal.

Un abrazo hecho oración, empatía y amor por aquellas que han sufrido la agresión sexual, le deseo sabiduría en su discernimiento al tomar cualquier decisión en proceso de embarazo por esta causa, anhelando que la criatura viva y que sea un gran artista.

Quizás aporté algo.

Comentarios
Loading...