Los ladrones y los traidores, no entrarán al reino de los cielos

0 136

Por Miguel Espaillat Grullón

1 -Danilo Medina fue quien dijo, el que es ladrón, no le gusta que le digan que es ladrón. El preliminar viene al caso, porque Miguel Vargas, Leonel, el mismo Danilo y demás peledeísta, que se ha hecho inmensamente millonario en dólares y en peso, robando lo que es del pueblo, no le gustará que le llamen ladrón, que es la categoría que le damos a ellos en este artículo. Tampoco le gustará que le digan canallas, hombres infames, ni escorias humanas, ni traidores a la patria que los vio nacer.

2 – Revisando la historia de nuestro país de los últimos 20 años, encontramos que Miguel Vargas, es uno de los saqueadores del estado más rapaces que ha habido en ese interregno, y que ha sido un hombre depravado que ha cometido daños mayores contra su patria. Este mal dominicano con acciones perversas destruyó el otrora glorioso PRD, que era el instrumento político que tenía nuestro pueblo para cimentar la democracia y con ella el derecho de los dominicanos a vivir en un país libre de tiranos y injusticias; pero Miguel Vargas vendió su alma al diablo y quebró aquel partido, para dedicarse a robar a manos llenas. En esto saqueó el país y cubrió su vida con el lodo más putrefacto, porque para la sociedad, él no vale una guayaba podrida.

3 -El prontuario delictivo de Miguel Vargas, constituye toda una enciclopedia. Su posición social y jerarquía política, la usó – como ya expusimos – para enriquecerse robando a diestra y siniestra, en vez de crecerse para hacer por nuestro pueblo, las tantas ejecutorias pendientes para su desarrollo y bienestar con justicia social.

4 – En esta carrera por dinero y poder Miguel Vargas le hizo un daño inconmensurable a su país y a él mismo, pues hoy él no vale un quintillo, porque hizo una tragedia de la vida de los dominicanos, y de la suya, una pura mierda. Con esta satanización de su vida, él deshonró a sus ancestros, a su familia actual y los del porvenir hasta la quinta generación. Esa mancha de ladrón y de traidor a su partido y a su patria, es una mancha indeleble, que hacen de quien la lleve una serpiente, una víbora, de aquellas que nos habla Jesucristo de la presente generación de hombres malvados.

5 – Igual pre panegírico tengo para todos los que como él perdieron el rumbo de lo correcto y la vida cristiana, para convertirse en escorias humanas, cuando pudieron ser hombres honrados y decentes, por haberles servido a su país como patriotas y no como vulgares saqueadores del erario y verdugos desalmado de su propio pueblo, al cual, con sus robos han condenado a la indigencia a varias generaciones.

6 – En este punto hablo de todos esos bandidos del peledeísmo, seres inmundos, que con sus concupiscentes y obscenas vidas, llenas de vanidades y arrogancia, en la actualidad, (los que están vivos), en vez de darles vergüenza, exhiben con orgullo sus inmensas fortunas mal habidas, frente a un pueblo endeudado, empobrecido y hambriento por los robo de todos ellos.

7 – Pero también, concomitantemente por consecuencia de esos robos, se ha creado un país que ha perdido el rumbo de lo que es honesto y decente, puesto que, sus gentes (antes buena, honradas y trabajadoras) ellos la corrompieron y deformaron con sus malos ejemplos, y porque no cumplieron con la responsabilidad historia y social de todo funcionario público de sujetarse al cumplimiento de la constitución y las leyes para tener una República Dominicana institucionalizada, verdaderamente democrática, donde imperen los valores humanos y la justicia social en cada rincón de nuestra amada tierra.

8 – Estos ladrones, tienen nombres y apellidos. Leonel Fernández Reina, el hombre que entregó a la Barrick Gold aquel infame contrato 97 a 3, que patrocinó el peaje sombra de la carretera Santo Domingo- Samaná, que sobrevaluó todas las obras del estado hasta tres veces su costo; el hombre que rompió la institucionalidad, que corrompió la justicia para convertirla en una sombrilla de los corruptos y en una maquinaria para la impunidad. Este endemoniado hombre endeudó nuestro país más allá de lo razonable, con la agravante, de que se robaron el 50% de ese dinero. Leonel se lleva la medalla de corrupto y corruptor. Tiene cantidad de testaferros como Félix Bautista (alias el gato), a quien el departamento de Estado de Estados Unidos de América le calcula tener una fortuna que ronda por los 84 mil millones de pesos. Leonel, se estima, que si el gato Félix posee 84 mil millones de pesos, Felucho Jiménez 34 mil millones y Francisco Javier García, 40 mil millones, entonces la fortuna de Leonel debe andar por los 100 mil millones. Hasta los hijos de Leonel son millonarios. Pero fíjese usted, este simulador, es tan cínico, que dice que su vida de jeque árabe se la financian sus amigos (otros hombres), cosa muy propia de hombres sin honor, sino de maricones depravados, que en la cama hacen de mujer.

9 – Lo grande del caso es, que actualmente por ahí anda Leonel en proselitismo buscando volver a la presidencia. Y es tan cínico y atrevido, tan burlón que a este pueblo que él le ha robado tanto, descaradamente le está predicando, que de que volver, hará un gobierno que combata la corrupción, la impunidad y el narcotráfico, y que Juan Bosch es quien ha fundado la Fuerza del Pueblo (para mí la Fuerza del Perro). Todo esto me lleva a pensar, que todavía Leonel no se da cuenta de que es un demonio, un traidor a su patria, que si estuviéramos en un gobierno revolucionario al estilo la China, se le aplicaría sufrir la pena máxima.

10 – Danilo Medina, de este otro malvado, su cobardía, su irresponsabilidad y cinismo son espeluznantes. Igual que Leonel es otro mal nacido, cuyas ejecutorias como gobernante y su interés por el dinero lo impulsaron a saquear el erario (sobrevalorando las construcciones y compras del estado, a través de sus hermanos y cuñados y de escorias como José Ramón Peralta y Jean Alain Rodríguez (un vulgar asaltante de camino), todo esto mientras se relacionaba y apoyaba a los narcotraficantes.

11 – La corrupción orquestada por Danilo, se operó con escuadrones de capos de la justicia, en los que estaban, jean Alain Rodríguez de Procurador General de la República, Luis Henry Molina de presidente de la Suprema Corte de Justicia y una batería de jueces corruptos en las cortes y fiscalías ubicadas en todo el territorio nacional. Con estos funcionarios judiciales, constituidos en mafias, Danilo logró que la justicia dominicana se degradara hasta la perversidad y lo asqueante, cosa que él hizo para hacer prevaler la impunidad. Recordemos que Danilo se comió un tiburón podrido. Él fue y sigue cínico como Leonel: “¡Que corrupción, de que corrupción usted me habla! – Que me señalen un solo acto de corrupción que se haya cometido en mi gobierno”. ¡Que cachaza tiene camaján!

12 -Las listas de los peledeistas ladrones (en los que incluyo a todos los leonelistas), debe rondar por más de mil, porque entre los miembros del Comité Político y Comité Central suman aquella cantidad.

13 -Ya he dicho que esta gente tiene nombres y apellidos. Aparte de los ya mencionados, algunos de ellos son: Radhamés Camacho (expresidente de la cámara de diputados), Radhamés Jiménez Peña (exprocurador General de la República), Euclides Gutiérrez Félix, Reynaldo Pared Pérez, Charles Mariotti, Leonardo Matos Berrido (el trujillista que le ha salido más caro a nuestro país. Actualmente nuestro pueblo le paga una pensión mensual de casi un millón de pesos). Sigue, Carlos Amarante Baret, el actual síndico de Santiago y aspirante presidencial, Abel Martínez, el terrible Roberto Rosario Márquez, Víctor Diaz Rúa, Víctor Casanova, Diandino Peña, Amable Aristy Castro, Andrés Vanderhorst, Quique Antún, la gente del Conep que favorece dejar así el contrato de 97 a 3, que amarró la Barrick Gold con Leonel justificando esta infamia con dizque para consolidar la seguridad jurídica. También señalo a los empresarios corruptos que se han tomado el país solo para ellos, por lo que le han exonerado impuestos fiscales y arancelarios por valor de 240 mil millones de pesos anuales, y además, otorgarles, lo que le han llamado estímulos para la producción y desarrollo por 15 años consecutivos, pero que también, hay que darle subsidios de combustibles por mil tubos y mil llaves, porque ya lo de un tubo y siete llaves no le cuadra. ¡Dios mío lo quieren todo!, y al pueblo que se lo lleve el diablo, que coma arroz con sal y sopas de piedras molida.

14 – En esta lista, no pueden faltar los banqueros que se han apropiado abusivamente de los fondos de pensiones y del dinero de los ahorrantes con jugadas que son un atraco. Por ejemplo, a mí, el Banreservas me robó 3 mil pesos, dizque porque no movía la cuenta. Ese robo rastrero se lo han hecho a miles de personas; y es que para robarle el dinero a la gente, los bancos se valen de cuchumil formas no santas. En el sector bancario del estado, encontramos gente terrible, con una disposición asombrosa para hacerse de dinero del estado. El difunto Vicente Bengoa, lo fue en ayer, pero en el hoy tenemos a Enríquez Ramírez Paniagua y a Daniel Toribio, los cuales, no se llevaron las paredes de los edificios, porque la solidez de los mismos, les impide arrancarlos.

15 – En este listado de los latrocinadores, siguen Tommy Galán, Alejandrina Germán, Cristina Lizardo, el penco Gonzalo Castillo, los altos jerarcas militares como, Rubén Paulino Sem (quien ha robado más que ningún otro), todos los empresarios corruptos, y una lista de coroneles y generales activos y retirados que se hicieron millonarios robando, extorsionando y traficando con drogas.

16 – ¡Señores! ya dije que la lista es larga (más de mil) por lo que no es posible nombrarlos en su totalidad. Es increíble que estos demonios se hayan robado 100 mil millones por año, por lo que en los 16 que estuvieron en el poder, se robaron la friolera de un billón 600 mil pesos, lo suficiente para pagar la deuda externa con la que ellos hipotecaron al país, y sobrarían muchos millones más para invertirlos en la educación, salud, vivienda, transporte, en la agricultura, etc. De esa cantidad, solo Félix Bautista, el testaferro de Leonel, según el Departamento de Estado, sustrajo 84 mil millones de pesos.

17 – Por estos canallas, nuestro país está endeudado más allá de lo impensable, con la institucionalidad rota y la corrupción enquistada como un cáncer maligno en todas las instituciones públicas y privadas y hasta en el corazón de una mayoría de la gente de nuestro pueblo, porque la siniestra política peledeista los corrompió. Por esta política, el narcotráfico penetró todas las instituciones del Estado, en todas nuestras provincias, ciudades, campos y barrios en todo el país, dañando la juventud, la clase trabajadora y hasta los profesionales. Por esta razón, tenemos que cuidarnos de los médicos, de los abogados, del electricista, del plomero, del pintor, etc., porque muchos, en la prestación de sus servicios te quieren robar, cosa que hacen como algo normal, pues no sienten que están haciendo algo malo, sino buscándoselas como manda el diablo. A ese grado de degeneración hemos llegado.

18 – Todos estos ladrones, con sus robos, le han hecho un daño inconmensurable al país, con la agravante de que son cínicos hasta lo indecible, puesto que cuando la justicia los persigue, dicen que son persecuciones políticas, que buscan manchar o acabar con la dignidad y la honra de ellos y de sus familias.

19 – Generación de víboras son estos, que por carencia de valores cristianos no se han dado cuenta que vendieron sus almas al diablo. Y son unos estúpidos, porque escogieron un camino que no da felicidad, ni conduce tras de la muerte al reino de los cielos, sino al infierno. Son más que estúpidos; porque acumular tanto dinero, ante la brevedad de la vida, es un contrasentido, más cuando se hace robando a un pueblo y endeudando a un país, para llevar a sus habitantes a pasar hambre y miseria, para que la gente se muera en la indigencia y un mar de sufrimientos y en las peores carencias. Por estos robos, los hospitales no tienen ni gaza, y miles de niños y ancianos viven hambrientos y desamparados. Todo este latrocinio, para robar un dinero que no se van a llevar cuando mueran. Son estúpidos e insensatos, porque ante la sociedad y el mundo no valen una guayaba podrida, porque han hecho de sus vidas una pura mierda, con lo que han se deshonrado ellos mismos y a sus familias hasta la quinta generación. ¡Dios mío, que estúpidos son! ¿Para qué robar tanto dinero y hacer un daño inconmensurable a un país, y a ellos mismos?, si la muerte a todos nos espera al doblar de la esquina, y a cualquier hora, como un ladrón en acecho, sin que podamos llevarnos nada de todo lo robado.

20 – Por ahí anda el general retirado Lluberes Montas, con 90 años a cuestas. Viejo y acabado, hace por lo menos 10 años que no tiene una erección. Él dice que le robaron 6.4 millones de dólares que tenía en cuatro cajas fuertes. Si a esta cantidad le sumamos el valor de sus propiedades, más sus gastos personales de 40 años vida (pago de vivienda, comida, vestimentas, carros de lujo, vida de lujo), y hasta otros tantos millones que tiene en bancos, de inmediato nos damos cuenta que semejante fortuna no pudo ganarla con 20 mil pesos que ganaba de general.

21 – Esa fortuna que posee Lluberes Montas – sabemos está manchada de sangre– Él fue uno de los matones de Orlando Martínez y de muchos más seres humanos que el mataba y torturaba con sus propias manos porque los sindicaba de comunistas. Otros ex generales, con el mismo prontuario de Lluberes, de haber vertido sangre de sus congéneres y robado a manos llenas, también dicen que las fortunas que disfrutan es fruto de años de arduo trabajo honesto. ¡Mentira!, es fruto de crímenes de sangre y de robar a manos llenas. El general retirado Guillermo Fermín es uno de ellos. Este general con sus propias manos torturó y mató a muchos jóvenes. En el país aún viven muchos jóvenes lisiados por él, que sobrevivieron a su locura de asesino. Se cuenta, que él en persona, bajaba a las cárceles a matar a balazos y con un bate que accionaba contra cabezas, piernas y costillas de jóvenes amarrados. A parte de asesino, es un cobarde, solo los cobardes golpean y matan a un hombre amarrado. Él es un vil sádico, retorcido, un cavernícola, como los mongoles de Genghis Khan, o como Johny Abbes García, le divierte torturar y matar.

22 – A esta gente, como a todos (nos puede suceder), llegan a viejos con miles de millones que obtuvieron matando, torturando y robando a manos llenas. Y ahora ya viejos y acabados con más de 80 años a cuesta, sin poder producir erecciones, agotada al máximo esa fuente de placer, de que les sirve tanto dinero, si van a morir y no se lo van a llevar. En esta locura de vida, olvidan, que alguien con una vida así, no entra al reino de los cielos. Gente cobarde, ladrones y asesinos como estos son dignos de lástima, por lo que les espera con Dios, cuando irremisiblemente mueran.

23 – Todos, unos y otros, son bandidos de siete suelas, que también tendrán su merecido, aunque ahora por el poder que tienen, la justicia terrenal no pueda alcanzarlos, pero eso no nos preocupa, porque tarde o temprano, si no es la justicia de los hombres, no escaparan a la justicia divina.

24 -Con todos estos ladrones y criminales, verdugos de su propio pueblo, y al final de sí mismo, incluyo a los depravados de otros partidos, y a las víboras y buitres que pueda haber en el mío (en el PRM), que al igual que aquellos, solo buscan el momento, las circunstancias y coyunturas para también robar a manos llenas. Al parecer, ninguno de ellos ha rezado el Padre Nuestro, ni el Ave María, ni han leído los evangelios, a pesar que dicen que son cristianos.

Los ladrones y los traidores, no entrarán al reino de los cielos

25 – Todas las religiones que han existido hasta el día de hoy (que son más de 4 mil), coinciden en establecer en sus libros sagrados, los requisitos para entrar al reino de los cielos; por ejemplo, lo hacen la Biblia, el Corán, el Buddhavacana o palabra de Buda, los Veda, los libros del confusionismo, etc. En todos ellos se establece, que los ladrones y traidores no entrarán al reino de los cielos. Específicamente, el octavo mandamiento del decálogo de vida para ser salvo dado por Dios a Moisés en el Monte Sinaí, sentencia: No robarás. Posteriormente, en los evangelios, en primera de Corintios 6:9-10, se señala de manera más amplia quienes sí y quienes no, entrarán al reino de los cielos: ¿No sabéis que los injustos no heredarán el reino de Dios? No os engañéis: ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los homosexuales, ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los maldicientes, ni los estafadores, heredarán el reino de Dios. Solo los de limpio corazón, verán a Dios.

26 – De manera, que si estas profecías son ciertas, no entrarán al reino de los cielos todos los peledeístas, ni los depravados y duros de corazón de otros partidos, que se han hecho millonarios robando descaradamente, y a manos llenas, los bienes, que son del pueblo.

27- En nuestro lar nativo, robar ha sido un mal endémico desde mucho antes de la creación de la república en 18844. En todos los gobiernos se ha robado, pero en los 16 años del peledeísmo, esta lacra sobrepasó los límites. Es asqueante ver, que andan suelto por ahí disfrutando de lo robado, – como si nada hubiera pasado -el leoncito que se robó cien mil millones, el gatito Félix, 84 mil millones, francisquito 40 mil millones, feluchito 34 mil millones, y así diandinito, victorcito, y más de mil menganos, zutanos y fulanos, quienes robaron descaradamente por un tubo y siete llaves los recursos el pueblo, que debieron dedicarse a la salud, vivienda, alimentación, transporte, agropecuaria etc.

28 – Para más asco e indignación, lo que más “la jode; es ver como todos estos depravados, exhiben sus riquezas mal habidas sin ningún recato frente a un pueblo que se lo está llevando el mismo diablo, amparado en una aberrante impunidad, que ellos mismos construyeron.

29- Para nuestro Juan Pablo Duarte, los traidores (y los ladrones del erario, que son traidores a su patria), son las peores escorias de la humanidad, y al calor de ese pensamiento ordenó: con el traidor, ningún arreglo, aunque su traición nos beneficie.

30 – Entonces, queda claro a la luz de los evangelios de las diferentes religiones, el castigo severo que después de muertos les espera a todos los peledeísta y a las víboras de otros partidos, que robándoles y traicionando a su pueblo, se han hecho millonarios. A ellos solo me resta decirles, ¡arrepiéntanse! pero devolviendo lo robado, a ver si la pena de un millón de años que le corresponde en el infierno a cada uno, Dios se la permuta, por cien mil años.

El que tenga oídos…, que oiga….

Comentarios
Loading...