Cuba

0 13

El nivel de expresión del descontento social en Cuba va en aumento, al igual que los intentos oficiales por ocultarlo ante el mundo. El principal generador de divisas de ese país, el turismo, se desplomó a nivel mundial a partir de la pandemia por el Covid-19.

El anacrónico bloqueo impuesto por Estados Unidos y los desacertados controles de las autoridades cubanas han hecho que las remesas no sean un factor preponderante en la economía cubana.

Esa precaria situación económica impuesta por la crisis sanitaria se ha unido a los renovados aires de esperanza de un cambio de régimen anidado en una parte de la población que nunca ha tenido la posibilidad de expresarse con libertad.

En un pequeño pueblo se generó una manifestación inédita, que fue replicada en otros lugares reclamando el fin de la dictadura cubana y la instauración de un régimen democrático.

La reacción airada del presidente Miguel Díaz Canel fue pedir a sus partidarios que se lanzaran a las calles para defender el régimen.

La comunidad internacional debe estar atenta a Cuba, país gobernado desde 1959 por un régimen de fuerza, negador de derechos y represivo aunque hasta la fecha no ha tenido que enfrentar muchas manifestaciones masivas internas por el temor impuesto por las autoridades.

Fuente: El Día

Comentarios
Loading...