Sobre los cueros que rezan

0 140

Por: Enmanuel Peralta

Hay una oleada de amigos que piden mi blog para sentirse felices e informados de buena opinión acerca del tema de Tokischa sobre su pintoresca fotografía en frente de un cuadro de nuestra Señora de la Altagracia.

Hemos dejado de opinar de temas TRENDING(o me lo prohibieron en el monasterio mejor decir). Por un momento me sentí féliz porque creía que, el tema de la medallísta olímpica, Madileidy Paulino, íba a opacar la desacertada travesura de la sierva Tokischa.

Y ya que no me gusta opinar a manera de periodista, o de romántico empedernido con la religión profesada, tampoco como un liberal del “ná e ná”. Me propuse por presión de la multitud de mis fans(solo tres), dar mi maravillosa opinión, que miles y miles esperan, después de mucho leer a los demás y de análizar con los ojos milimétricos de un dentista francés los detalles más profundos de las famosas fotografías de la poetisa más aclamada del barrio de Los Frailes.

¡Y vaya sorpresa! Después de éxaminar todos los detalles, y ver que el único proposito de la foto, es que todos estuviésemos hablando de ella, además tambien descubrí donde se encontraba la mayor blásfemia:

¡Sus pies todos sucios, y sus cachazas de 4 pulgadas de espesor!

—¡A la hoguera!Nota:

Hay que condenar también al artísta que ha dibujado el cuadro de la virgen que, además de pinta malo, le deforma el rostro de doncella española y la hace parecer una dama del kongo, nariz de Argelia y cejas de Burkina Fasó maquillada con un pintalabio rojo encendido. Y no digamos nada de la cara de mi patrón San José, dibujado con rostro de un triste arabe celador de mezquitas.

Comentarios
Loading...