Las mil vueltas de Gabino en la carretera Barahona-Pedernales

0 166

Tony Pérez

SANTO DOMINGO: El presidente Luis Abinader ha anunciado la reconstrucción de la estrecha y sinuosa carretera panorámica del extremo sudoeste   del territorio nacional, una vía de 124 kilómetros que serpentea entre la falda de las montañas de sierra Baoruco y la costa del mar Caribe.

No sería la primera vez que el Gobierno intervenga aquel laberinto descuidado, única ruta de comunicación habilitada entre las comunidades de la zona.

Las gestiones del reformista Joaquín Balaguer (1986-1990/1990-1994) y de Danilo Medina (2012-2016/2016-2020) tienen los antecedentes más próximos.

Ambas montaron ruidosas ceremonias de inicio, pero en el terreno el trabajo quedó sepultados por la politiquería.

El caudillo Balaguer dispuso en los años 80 la ampliación y la reconstrucción completa, con eliminación de decenas cuestas innecesarias que dificultan el tránsito y aumentan el riesgo de siniestros.

La continuación de la obra sería traspasada al cuatrienio siguiente (1990-1994). Él había sido reelecto.

El proyecto se ejecutaba conforme al diseño, hasta que las tensiones propias de la campaña presidencial abrieron las puertas al populismo y cambiaron el diseño original para realizar una centelleante intervención de bacheo y asfaltado mediocres.

“Nos dieron la orden de darle rápido, por la campaña”, confió un ingeniero residente consultado en la ocasión.

En el 94, Balaguer hizo fraude y se quedó en Palacio, pero la presión nacional e internacional le obligó a reducir dos años al período.

COMO OSLO Y MÓNACO

El peledeísta Danilo Medina ganó la presidencia de la República en las elecciones del 20 de mayo de 2012. Se posesionó el 16 de agosto, y el  8 de octubre, su ministro de Obras Públicas, Gonzalo Castillo, escenificaba una parafernalia para dar el primer picazo de “la reconstrucción total del circuito vial que comprende Barahona-Enriquillo, Enriquillo-Pedernales, y las otras carreteras”.Te puede interesar:   Leonel felicita a su hijo Omar por gesto humanitario de repartir alimentos a familias pobres

Dijo que recibió instrucciones directas de Medina para “terminar estas obras en el más breve tiempo posible, porque él está interesado “en que estas zonas del sur del país, se desarrollen como verdaderos puntos turísticos y que a su vez sus habitantes tengan mejor calidad de vida”.

Castillo: ¨Como ustedes saben, el presidente Medina ha dicho que su eje principal es el turismo, y aquí en Barahona y Pedernales tenemos bellezas comparables con las bellezas que tienen Oslo y Mónaco, en Europa. Ya está bueno de soñar. Vamos a convertir en realidad el hecho de que una buena vía de acceso sea fundamental para el desarrollo turístico de la zona¨.

CÓGELA PARAO

En el trayecto remodelado está La Vuelta de Gabino, una curva pronunciada en forma de U, como herradura frente al mar.

Dicen que el nombre le viene por un hombre que vivía en el entorno, en la empobrecida comunidad Juan Esteban, al este de La Ciénaga.

Comentan que el nombre le viene por un hombre que vivía en el entorno, en la empobrecida comunidad Juan Esteban, al este de La Ciénaga.

Algunos le llaman la U de Barahona por la configuración de la desviación. Otros, como viejos choferes de Pedernales, le llamaban La Mercedita.Te puede interesar:   Las autoridades provocaron esta mañana un gran taponamiento en puente “de la 17”, al permitir filmar película

Otros: “¡Cógela parao!”, en la jerga de la zona, una advertencia de su peligrosidad y la necesidad de “cortarla” a muy baja velocidad para evitar un siniestro de tránsito.

Y los amantes del turismo de aventura la perciben como “un impresionante espectáculo visual” que se presta para excelentes ángulos y planos fotográficos.

Comoquiera que la designen, La Curva de Gabino representa un gran peligro para la vida humana, y tiene decenas de réplicas evitables a lo largo de toda la carretera, hasta poco antes de llegar al municipio Pedernales

La carretera está plagada de vueltas innecesarias que alargan el tiempo de viaje y aumentan los riesgos de morbimortalidad por siniestros de tránsito. Se solucionan con puentes y rellenos, pero los constructores han preferido seguir, en muchos casos, los caminos viejos de los animales para abaratar costos.

NUEVO DESAFÍO

El 23 de junio de 2021, a media mañana, antes del “palazo” inicial para la ejecución del Proyecto de Desarrollo Turístico de Pedernales, en Cabo Rojo, informó sobre el inicio del tramo de 74 kilómetros entre el municipio barahonero Enriquillo y la ciudad de Pedernales.

En la ocasión, el ministro de Obras Públicas, Deligne Ascención, en su discurso, destacó la disponibilidad de poco más de 6 mil 6 millones de pesos para ser usados en los próximos años en la ejecución de obras viales en la región Enriquillo.

De tal monto, especificó que ejecutan 1,400 millones en la reconstrucción del tramo Enriquillo-Pedernales y terminación del tramo Barahona-Enriquillo.Te puede interesar:   El coronavirus presenta baja prevalencia en principales provincias turísticas dominicanas

Este domingo 21 de noviembre, el presidente Abinader dio el palazo simbólico para el reinicio de la reconstrucción del tramo Barahona-Enriquillo, de 49 kilómetros, que había sido detenido por trabas legales. Allí resaltó que el proyecto tiene un presupuesto de 1,500 millones de pesos y beneficiará a 100 mil personas.

El ministro ha reiterado que, en el caso del tramo Enriquillo-Pedernales serán eliminadas unas 70 curvas. Y, Luis Gómez, de la constructora privada Andalar Internacional, ha asegurado que con la ampliación y la modernización se ahorrarán unos 12 kilómetros.

El trabajo por hacer es mucho. Aunque el miembro del Comité Central del Partido de la Liberación Dominicana, senador José Castillo Saviñón, había dicho, al calor de la ardiente jornada electoral de 2020, que la vía hasta Enriquillo estaba prácticamente terminada, fue más fuego de artificio que realidad en su afán por alzarse con la curul.

Los trabajos fueron agilizados, sobre todo, al final de la campaña para las elecciones del 5 de julio, en los 22 kilómetros entre la capital de su provincia y el municipio La Ciénaga, donde el candidato presidencial de su organización, Gonzalo Castillo, desarrolla un ambicioso proyecto turístico.

La gestión del presidente Abinader (2020-2024) se ha comprometido a construir el sistema de infraestructuras necesarias para el desarrollo turístico de la región Enriquillo, a partir de Pedernales. El circuito de carreteras es uno de los ejes vitales.

Comentarios
Loading...