Doña Toña: «tres navidades fuera de su casa»

0 165

Alejandro Santana

La pasada gestión, a doña Toña, Obras Publicas, le tumbó su casita para hacérsela más digna, pero la dejaron a medio construir, como dicen, se fueron del poder, Danilo y su gente y ella quedó deambulando. Al entrar el PRM publiqué la situación, el ingeniero Montero y amigos, asumieron terminársela con recursos propios.
Ya hace un año de eso, aunque lograron pintársela, colocarle puertas y ventana, ella sigue esperando. Aún le falta el sanitario, la cocina y hacer gestiones para amueblarla, porque cuando la tumbaron sus ajuares fueron a parar a un patio y la lluvia, el sol, el sereno, lo destruyeron.

Debo decir que cuando hice la publicación original, tanto el Ingeniero Montero y amigos se interesaron por su caso. En el Ministerio de Obras Publicas no se podía hacer nada, estaban inventariando el desastre que dejaron las antiguas autoridades, del gobierno de Danilo Medina.

José del Carmen Montero, dijo que asumirían la terminación de la vivienda, en la cual se ha estado trabajando en la medida en que las posibilidades se lo han permitido, porque lo han hecho con recursos propios.

La Gobernación Provincial se interesó en el caso, pero todo fue de palabras, me invitaron a la institución, conversé con la gobernadora, me dieron un número de teléfono, pero cuando llamé, nadie me contestó, insistí y nada….

Doña Toña sigue esperando, aunque ella está muy agradecida del ingeniero Montero y sus amigos, pero lleva ya tres años deambulando de casas de parientes y allegados… la casa esta a ley de que le instalen el sanitario y le definan la cocina y que otras instituciones gubernamentales la ayuden con el equipamiento.

Lo malo del caso es que desde hace algunos meses ya ninguno de los que se comprometieron a ayudar, cogen el teléfono cuando los llamo, ya he abandonado el intento por que lo estoy haciendo público, a ver si alguien se interesa y termina el trabajo que está a ley de muy poquita cosa..

Yo se que entre amigos, todos se comprometen a ayudar, pero pocos lo hacen, tendrá que seguirse sacrificando el ingeniero Montero, o surgir otro perremeista solidario, para terminar la casa de doña Toña en el barrio La Raqueta.

Hay que resaltar que la pasada administración de Obras Públicas la dejó a medio construir, que ya está a ley de un pequeño empujón para que doña Toña recobre la tranquilidad perdida…

Comentarios
Loading...