¿ Qué valor tiene la vida ?

0 170

A raíz de lo sucedido del caso del abusador de Baní, Ángel Villalona, se han desatado varios señalamientos contra la señora Santa Felicia Arias, la joven agredida a bofetadas y estrellones la madrugada del día primero, por haber aceptado arribar un acuerdo con su agresor.

Debido a esto la los internautas de las redes sociales y la vox popoli iniciaron una campaña negativa en contra Arias por entender ellos que no debió hacer un supuesto acuerdo, el cual medios resalaron fue de recibido la suma de 1.2 millones de pesos para desestimar querella en favor de su verdugo.

La ignorancia es atrevida y, muchas veces, diletantes del derecho se explayan en argumentaciones jurídicas lejos de nuestra normativa juridica.

Qué vale una bofetada en el derecho? Lo mismo que puede valer un muerto. Por qué en el derecho el sentimiento no debe existir lo que se busca es resolver el conflicto surgido entres las partes, resarciendo los daños causados e indemnizando al Estado dominicano.

De ahí que las bofetadas dadas por el abusador de Bani tiene un precio; precio que lo pudo aceptar no solo ella, sino cualquier otro ciudadano.

Bien hizo ella al conciliar y llegar a dicho acuerdo con su mentor. Y si bien, como dijo el abogado del agresor parece que la víctima tiene amplios conocimientos en el comercio porque se tranzó “muy bien”.

Nadie quiere que le pase una acción o algo peor que esto, pero estamos muy atrás en conocimientos y lo que se le puede llamar “solución alterna al conflicto”, en países desarrollados la gente es muy activa llegando a acuerdos.

Contrario en nuestra sociedad dominicana, se he visto hasta en materia 63-17, la que podríamos llamar a su antigua Ley 241 de Tránsito Terrestre en la República Dominicana, en plena sala de audiencia algunas personas decir “yo no vendo mi muerto” y dejan pasar todo y olvidan el indemnizatorio·

El autor del articulo es abogado, maestro y dirigente político del PRM

Comentarios
Loading...